Un día ESDIE

images

Te levantas y no dejas de pensar en la presentación final que hoy harás a uno de los clientes de las empresas asociadas. Llevas cuatro meses trabajando en el proyecto con tus compañeros y líder de proyecto. En la última reunión, presentaste un nuevo modelo aplicando los conceptos básicos de innovación y tu idea le encantó al cliente; ahora, el reto es mostrar la evaluación financiera que se hizo del proyecto, para demostrar su viabilidad. Lo mejor de todo es que no sólo has aprendido, sino que te dieron una beca por participar en él.

Llegas a la escuela y te reúnes con el equipo para preparar la presentación. Presentas al cliente, junto con la empresa asociada y decide lanzar el proyecto. Ahora, a la etapa de implementación. El gerente de la compañía a la que presentaste (el cliente) ya ha preguntado dos veces al líder de proyecto de la compañía asociada quién eres y le gustaría entrevistarte, para participar de tiempo completo en proyectos de su compañía y ¿por qué no? reclutarte de tiempo completo cuando termines tu carrera. Sales de la presentación y tomas tu clase. La clase es increíblemente divertida e interactiva; el profesor trabaja en una empresa grande y les cuenta sobre cómo lo que les está enseñando aplica en la vida real.

Después de tanta actividad, te diriges al sky lounge. En el camino, pones un par de ideas para proyectos de otros compañeros en EL MURO de la innovación. Después, te metes a la página y votas en línea por la canción que quieres que toquen en el sky lounge, a través de la radio, por Internet. Tomas tu última clase y te reúnes con tu equipo de la materia de emprendedores en la sala de peloteo, para generar ideas para el proyecto que van a presentar al fondo de inversión, con la intención de que obtengan financiamiento para lanzarlo.

Éste es un día en ESDIE, donde el tiempo vuela, porque tomar clases es sólo una pequeña parte de lo que haces.