El ecoturismo representa una opción de desarrollo integral y sustentable, una actividad que promueve el conocimiento de nuestras riquezas naturales, la preservación de la biodiversidad y la puesta en valor de todo lo que define nuestra identidad cultural.

 

Se trata de una actividad que combina la pasión por el viaje con la preocupación por el ambiente y que presenta una gran variedad de ofertas naturales como lagos, ríos, montañas, bosques, desiertos, entre otras. En estos escenarios -y de acuerdo con la motivación e interés del turista-  se desarrollan diferentes actividades recreativas tales como cabalgatas, caminatas, buceo, escalada, etcétera.

 

Pero si estas actividades no son gestionadas según las características de los ecosistemas y la cultura de las regiones visitadas, se pueden causar impactos ambientales negativos que incluso pueden llegar a destruir los propios recursos que constituyen el atractivo turístico.

 

La sustentabilidad del ecoturismo radica principalmente en que su desarrollo sea de acuerdo con los lineamientos y principios: respeto a la identidad cultural de la población receptora, satisfacción de la demanda turística (dimensión social), planificación y gestión económica, y la conservación de su biodiversidad (dimensión ambiental).

 

Sólo mediante el cumplimiento de estos lineamientos se podrá garantizar que el ecoturismo no se convierta en un agente dañino para el patrimonio natural o cultural de un país o región y contribuya al desarrollo sustentable de las regiones.

 

Ahora que ya conoces más acerca de este tema, seguro estarás interesado en conocer otros tipos de actividades que pueden ser aprovechadas por las regiones. Para ello, en ESDIE contamos con la Licenciatura en Turismo donde descubrirás que el turismo va más allá de planear un viaje. Visítanos: https://www.esdie.org/universidad/licenciatura-en-turismo